Cómo hacer un Mirlitón

Mirlitón






Así era...


Proviene de antiguas tribus africanas que utilizaban el mirliton o kazoo para comunicarse o para imitar los sonidos de algunos animales. Antiguamente se hacía con cuerno de vaca y se le colocaba telaraña, lo cual tenía el efecto de distorsionar la voz y le daba un carácter sobrenatural y mágico al sonido.
Las culturas precolombinas disponían de mirlitones hechos de calabazas. 
En Europa (s. XVI y XVII) había flautas eunucos, que eran cuerpos tubulares de madera, cuyo extremo superior estaba cubierto con una membrana protegida por un capuchón móvil, estos instrumentos también eran conocidos como flautas de bulbo.


Así es...

En México entre los indios pames de San Luis Potosí y los nahuas de Veracruz existen o por lo menos entre coleccionistas, flautas de carrizo con mirlitón de membrana de telaraña.
Como aditamento de algún instrumento o como mirlitón verdadero (que es el que modifica la voz humana) parece que este objeto sonoro está en desuso, aunque hoy en día en Estados Unidos hay muchos grupos musicales que usan el mirlitón o kazoo.


Características:



El mirlitón más elemental es un peine envuelto con papel celofán. El elaborado es un tubo de diferente material con un agujero embocadura cercano a uno de sus extremos, en el que se coloca una membrana de papel plastificado. 
El kazoo estadounidense tiene forma de submarino y la membrana está dentro de una pequeña cámara redonda colocada a poco más de la mitad de su cuerpo tubular, ligeramente ovalado.
Su clasificación es difícil de definir, porque no produce sonido por sí mismo y sólo transforma la voz humana o el timbre de otro instrumento. Esta característica hace que aunque tenga membrana no sea realmente un membranófono, ni un aerófono porque esté incluido en alguna flauta, ni un idéofono cuando cambia el sonido de la madera de un xilófono africano. Y tal es la confusión que lo llaman, el no-instrumento musical, sin embargo se hace música con él.