jueves, 31 de mayo de 2012

Actividades y ejercicios para mejorar la lectura



La velocidad de lectura es algo que muchas veces nos cuesta trabajo desarrollar, inclusive aquellas personas que dedican tiempo a las redes sociales y a las lecturas de noticias o artículos en internet no son las más rápidas en esta primordial actividad a pesar del tiempo que dedican a lectura cotidiana.

Hay que puntualizar, claro, que realizar una lectura rápida no garantiza que exista una comprensión completa de lo que se lee; sin embargo, lo anterior se puede combinar, tener una lectura rápida al mismo tiempo en que se entiende gran parte de lo leído.

Se debe esforzar por mejorar este aspecto desde una temprana edad. En el aula seguramente conocemos a niños o niñas que presentan dificultad para la lectura rápida e inclusive caen recurrentemente en el silabeo. Para tener un panorama claro de qué se considera lectura rápida les muestro el siguiente recuadro:




Pantalla
Papel
Comprensión
Perfil del lector
100 ppm
 110 ppm   
50%
 Insuficiente      
200 ppm
140 ppm
60%
Lector promedio
300 ppm
400 ppm
80%
Buen lector
400 ppm
1000 ppm
85%
Excelente lector


*ppm (palabras por minuto)


Recordemos que la edad es un factor que debemos considerar, pues aunque pueden haber niños con mayor habilidad en la lectura que un adulto, debe haber correspondencia del texto con el nivel de madurez del niño.

Entonces les traigo una opción con la que pueden coadyuvar al mejoramiento de la lectura de los niños en clase, son opciones creativas y nada tediosas:



ACTIVIDADES Y EJERCICIOS






También les dejo una opción de la SEP con la que pueden calcular cuántas palabra leen por minuto:


CRONÓMETRO DE VELOCIDAD DE LECTURA










Fuente|Tecnicasdeestudio, Juntadeandalucia