¿Está la escuela a la altura de los cambios tecnológicos actuales?

Es increíble ver cómo la tecnología avanza cada día, hace apenas unas décadas el hecho de tener un teléfono portátil era impensable, ahora los teléfonos ya son inteligentes y representan más que una herramienta de comunicación, en muchos casos, incluso indispensables para nuestros trabajos. Pero ¿qué ha pasado en el campo educativo?, ¿cómo se van adaptando las nuevas tecnologías a nuestra labor diaria?, sin duda son cuestionamientos que hay que realizar.

Claro, es cierto que en las escuelas han incluido el uso de las tecnologías de información, el gobierno utiliza parte de los recursos públicos para brindar tabletas y computadoras a los niños de algunos grados escolares del país, pero qué hay de las instalaciones. La escuela necesita cambiar, los alumnos son del siglo XXI y, tal vez hasta nosotros tenemos remanencias del siglo XX, suena duro, pero es cierto, no estamos en un momento histórico en el que el maestro sea la única fuente de información o el único guía, en YouTube hay miles de tutoriales, recetas, clases impartidas por docentes de otras partes del mundo.

Tenemos una tarea enorme, debemos estar al día, paso a paso, cambio tras cambio, las redes sociales conectan al mundo de una forma que increíble, cada vez son más usuarios de Twitter, de Facebook, WhatApp, entre otros gigantes de internet.

Tal vez muchos digan que hay menos tecnología en las aulas de lo que se debiera, otros más prefieren el romance estático que brinda el papel con las imágenes y los textos en los libros. Sea cual sea el camino adecuado, no hay que olvidar el lado humano de la labor docente; es allí donde por mucho somos mejores.